La advocación mariana de la Virgen de la Candelaria o Nuestra Señora de la Candelaria tuvo su origen en Tenerife (España). Según la tradición, la Virgen se apareció en 1392 a dos aborígenes “guanches” que pastoreaban su rebaño.

HISTORIA DE LA DEVOCIÓN

Según la tradición, la Virgen se apareció en 1392 a dos aborígenes “guanches” que pastoreaban su rebaño. Ellos al llegar a la boca de un barranco, vieron que el ganado no avanzaba.

Uno de los pastores avanzó para ver lo que pasaba y vio en lo alto una pequeña imagen de madera de una mujer, como de un metro de alto. En la imagen, la señora portaba una vela en la mano izquierda y cargaba a un niño en el brazo derecho, mientras que el pequeño llevaba en sus manos un pajarito de oro.

La Virgen de la Candelaria, patrona de Canarias, y se venera en la Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria en Tenefire. Más adelante, esta devoción se extendió y llegó también a América. En Argentina, por ejemplo, su fiesta se celebra en la localidad de Candelaria (Misiones), tomado de las antiguas reducciones jesuíticas (capital de los treinta pueblos guaraníes que incluía a Paraguay, Argentina y Brasil).

Actualmente hay procesiones y se espera a la Virgen con serenata popular. Asimismo, en la ciudad de Humahuaca, Jujuy, se realiza la tradicional danza de los toritos y fuegos artificiales. Mientras que en la provincia de Tucumán, en la localidad de Villa de Leales, esta festividad es una de las más multitudinarias. En Guaraní, provincia de Buenos Aires, la Virgen de la candelaria es patrona de la ciudad.

En Copacabana – la paz, en la Bolivia de 1583, fue tallada la imagen de la Virgen de la Candelaria de Copacabana por Francisco “Tito Yupanqui”. El Templo de Copacabana es el segundo templo más antiguo de Hispanoamérica. En este país altiplánico, la Virgen de la Candelaria es patrona de Aquile (Cochabamba), Rurrenabaque (Beni), Samaipata (Santa Cruz), Azurduy (Chuquisaca) y de la comunidad de La Angostura en Tarija.

En la Iglesia de San Antonio, en la isla Mancera en Valdivia (Chile), hay registros del culto a la Virgen de la Candelaria que datan del año 1645. Es venerada en los sectores mineros del norte del país. En la ciudad chilena de Copiapó existe un santuario de la Virgen de la Candelaria y en el pueblo de Mincha, comuna de Canela, se encuentra un templo donde hay gran devoción a la Candelaria y que es monumento histórico nacional desde 1980.

La ciudad de Medellín en Colombia fue erigida en sus orígenes como “Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín” y por ello la Virgen aparece en el escudo de la ciudad. De igual manera, la primera Catedral de la actual Arquidiócesis de Medellín fue la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria. Otras ciudades colombianas también la tienen como patrona.

En Puno, al sur de Perú, la Fiesta de la Candelaria es una de las más importantes de la región. Allí la imagen de la Virgen de la Candelaria es sacada en procesión por las calles de la ciudad, acompañada de danzas y música tradicional.

En noviembre del 2014, la UNESCO declaró la Festividad de la Virgen de la Candelaria de Puno como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

ORACION A LA VIRGEN DE LA CANDELARIA

Queridísima Virgen de la Candelaria:

Nos reunimos junto a ti con humildad y esperanza

pues sabemos nos amas, nos escuchas y nos das luz

en todo momento y situación,

sobre todo cuando estamos agobiados por los problemas;

hoy llegamos ante tu Imagen llenos de ilusión

con nuestra fe y confianza puestas en ti Señora,

y te traemos nuestra devoción y nuestro cariño,

acéptalos amada Virgen Santísima,

y no nos dejes sufrir más, dulce Madre nuestra.

 

Déjanos contemplar tus virtudes

y enséñanos a imitarlas para que seamos mejores.

 

Que nos parezcamos a ti cada día más,

para agradar al Señor como tú lo hiciste

y vivamos así, en paz, amor y alegría

y lleguemos luego a compartir contigo

la dicha eterna de la Gloria Celestial.

 

Virgen Inmaculada de la Candelaria

apiádate, Señora, y danos tus bendiciones,

porque de cuantos en ti confían y esperan,

Tú eres el mejor puerto de salvación

y con tus maternales caricias

todos recibimos los tesoros de los Cielos.

 

Oh, María, nuestra esperanza

nuestro amparo y nuestro auxilio,

nuestro refugio, claridad y camino

nuestra madre atenta que nos guardas y guías,

te suplicamos una vez más seas nuestro consuelo,

nuestra bendita mediadora con el Señor

y nos ayudes a conseguir solución en nuestros problemas.

 

Oh Virgen Santísima de la Candelaria:

más que todas las criaturas bienaventuradas:

te rogamos que hoy tu alma esté con nosotros,

líbranos, Señora, de todos los peligros,

aléjanos de enemigos, enfermedad y todo mal

y danos tu ayuda para salir de esta difícil situación

que hoy nos embarga el ánimo y nos hace padecer,

te suplicamos que nos alcances de tu Hijo amado,

Nuestro Señor Jesucristo,

remedio para salir con bien de estas dificultades:

(hacer ahora con mucha esperanza la petición)

Oh, Virgen de la Candelaria,

te damos gracias, Madre y Señora nuestra;

conscientes de nuestras debilidades acudimos a ti,

somos tus hijos y nos ponemos en tus manos,

haz que con tu poderosa intercesión

sea concedido lo que solicitamos,

y no nos dejes sin tu amparo y maternal cuidado

para que nos eduques y logres hacer de nosotros

verdaderos hijos de Dios.

Amada Virgencita haz que también nosotros suspiremos

por tener a Cristo en nuestro corazón

y así tú puedas entregarlo a Dios.

Así sea.

Rezar la siete Avemarías, Padrenuestro y Gloria.

Hacer la oración y los rezos tres días seguidos.

FUENTE ACIPRENSA